Las empresas no deben solicitar el dictamen técnico facultativo a las personas con discapacidad asociada al VIH




27/04/2020

Las empresas no deben solicitar el dictamen técnico facultativo a las personas con discapacidad asociada al VIH

Trabajando en Positivo actualiza su informe sobre la legalidad de solicitar, a efectos de empleo, el dictamen técnico facultativo (DTF) a las personas con una discapacidad reconocida, entre ellas una parte del colectivo de personas con VIH



Las empresas no deben solicitar el dictamen técnico facultativo a las personas con discapacidad asociada al VIH

Acceso al  Informe en PDF

28 de abril.- Con motivo del Día Internacional del Trabajo, que se conmemora este próximo 1 de mayo, Trabajando en Positivo actualiza su informe sobre la legalidad de solicitar, a efectos de empleo, el dictamen técnico facultativo (DTF) a las personas con una discapacidad reconocida, entre ellas una parte del colectivo de personas con VIH y, entre otros aspectos, reclama que se modifique la legislación actual y se prohíba su solicitud como medio para acreditar la condición de persona con discapacidad.

De acuerdo con el Informe, en ningún caso es necesario ni ajustado a ley que las empresas o los servicios de empleo de las administraciones públicas soliciten el DTF a las personas con discapacidad con el fin de acreditar esta condición o para valorar sus capacidades, como se hace actualmente, por ejemplo, a la hora de gestionar y tramitar las bonificaciones y deducciones con relación a las nuevas contrataciones favorables a este colectivo. Lo anterior, muchas ocasiones, provoca situaciones de discriminación en el ámbito laboral hacia las personas con VIH que son contratadas teniendo en cuenta su grado de discapacidad superior al 33%.

La conclusión del Informe, en cuya actualización han participado 12 instituciones especializadas en ámbitos como la protección de datos, los derechos laborales, los servicios sociales y el apoyo a personas con diversidad funcional, se apoya en diferentes argumentos.

En primer lugar, el DTF no se encuentra entre los documentos establecidos por la ley (RD 1414/2006) para acreditar la condición de persona con discapacidad, sino que se indica que únicamente será necesaria la Resolución o el certificado de discapacidad correspondiente. 

En segundo lugar, porque solo aporta los datos de la condición de salud de la persona que han sido valorados para concederle un determinado grado de discapacidad y, por tanto, sobre el origen de la discapacidad reconocida. De esta forma, esta información no permite valorar ni la compatibilidad de las capacidades de la persona trabajadora con el desempeño de las tareas del puesto de trabajo para el que ha sido contratada, ni la necesidad o no de adaptación del puesto de trabajo, una función que sí que cumplen otros informes disponibles (como el Informe de aptitudes a efectos de demanda de empleo o el Certificado de Adaptación del Puesto de Trabajo, respectivamente). 

Precisamente, al contener datos de carácter personal relativos a la salud de la persona, es un documento que contiene información sensible cuyo tratamiento debe ser realizado por profesionales sujetos a la obligación de secreto profesional. Por ello, su solicitud a efectos de empleo puede resultar contraria a la normativa vigente de protección de datos de carácter personal, como reconoció la Agencia Española de Protección de Datos ante una consulta formulada por Trabajando en Positivo, así como provocar situaciones de discriminación que se puedan derivar del manejo de dichos datos por parte de profesionales no sujetos al deber de secreto profesional.

De esta forma, una medida prevista para favorecer la contratación de personas con mayores dificultades para el empleo, como es el caso de las personas con discapacidad, acaba convirtiéndose en un obstáculo más para las personas con VIH y con otras patologías que se encuentran asociadas a prejuicios y estigmas sociales.

Por lo anterior, desde Trabajando en Positivo, organización compuesta por 18 entidades del Estado Español, aportamos cuatro alternativas de solución a las consecuencias negativas de la práctica actual:

1. Modificar la legislación actual para prohibir específicamente la solicitud del DTF como medio para acreditar la condición de persona con discapacidad.

2. Elaborar y entregar de oficio, un informe de aptitud a efectos de demanda de empleo a todas las personas a las que se reconozca un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

3. Eliminar el ítem “Código de Enfermedad” del modelo de informe de aptitud.

4. Posibilitar que sean las oficinas de empleo las que soliciten autorización a la persona con discapacidad para acceder a la información sobre su tipo de discapacidad (física, psíquica o sensorial), siempre y cuando esta información sea relevante para el cumplimiento de sus trámites y funciones. 

Sobre el Informe y Trabajando en Positivo 

Trabajando en Positivo, en colaboración con 11 de sus entidades, impulsa el programa de sensibilización “Eliminando Obstáculos, Construyendo Empleo”, con el fin de dar respuesta a las situaciones de estigma y de vulneración de derechos a las que tienen que hacer frente las personas con el VIH en el empleo, combinando para ello la intervención a nivel nacional con la específica en 8 Comunidades Autónomas (Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Navarra).

 

Ante cualquier vulneración de derechos, en Trabajando en Positivo te ofrecemos Asesoría Jurídica en VIH y Trabajo (gratuita y confidencial):  660 479 148.











Subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información